About Us

 

Address: 1375 Corrientes , (2000) Rosario, Santa Fé, República Argentina.

Phone:+54 9 341 528-2577

Message Us:Contact Form

  • Facebook - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© Copyright 2016 by Atlantic Cargo.                                                        

Corrientes 1375 S2000 Rosario, Argentina.

Las dificultades de internacionalización de las PYMES **

November 17, 2009

En este artículo voy a referirme a la internacionalización de PYMES y no solo a la exportación, ya que esta última puede implicar una actividad aislada y ocasional que no conlleva necesariamente a la internacionalización, entendida ésta como presencia recurrente de una empresa en los mercados externos. Esta presencia puede darse no solo a través de la exportación sino también a través de la inversión directa o asociativa. Por tanto podemos afirmar que una empresa está internacionalizada solo cuando su presencia es permanente y no ocasional en otros mercados y posee una clara intención de asignar un porcentaje significativo de su producción hacia el exterior. Para ello, se organiza a través de proyectos y planes de expansión de mediano y largo plazo.

La tarea de internacionalizarse implica tener claridad y respuesta sobre ciertos interrogantes tales como ¿hacia dónde queremos dirigirnos?, ¿cómo lo pondremos en práctica?, ¿en qué plazos?, ¿con qué medios y recursos?. Aquellas empresas que aún no se han planteado estos interrogantes no han logrado internacionalizarse aún, aunque muchas han exportado en forma ocasional o experimental, sin embargo,  se trata de actividades realizadas de un modo discontinuo. Ese es el verdadero problema de la inserción comercial externa de la Argentina, donde, si bien muchas empresas exportan, no logran internacionalizarse.

 

Según lo anterior, si excluimos del análisis a aquellas empresas que exportan de modo ocasional, veremos que el grado de internacionalización de las PYMES en nuestro país es bajo. Este débil desempeño exportador está relacionado fundamentalmente con la falta de cultura de inserción externa (tanto en el ámbito privado como público), algo que genera escaso desarrollo de estrategias de internacionalización por parte de las empresas e inadecuadas  políticas públicas de promoción de dicha internacionalización.

Las falta de cultura de inserción externa lleva a que las PYMES desconozcan todos aquellos beneficios que como empresas obtendrían  al internacionalizarse,  desde los referidos a la ampliación del mercado, la reducción o eliminación de los desniveles estacionales de la demanda interna, la reducción de la capacidad ociosa, la mejora en la absorción de los costos fijos,  la motivación de los integrantes de la empresa y  sus directivos, hasta aquellos referidos a la mejora en el producto dadas las exigencias impuestas por el mercado internacional y que redundará en una mejora de las ventas en el mercado interno.  Pero también y a raíz de ello, poco se conoce sobre los beneficios que la internacionalización genera al país en su conjunto y por tanto a todos los habitantes –muchos de los cuales no se relacionan directamente con la exportación-, como que posibilita el ingreso de divisas, genera ocupación al permitir la ampliación de la empresa y por tanto la incorporación de mano de obra, genera reactivación del mercado interno por el aumento del consumo de esa mano de obra ocupada e inyecta dinamismo a industrias conexas que son proveedoras de las exportadoras.

 

Sin embargo, no todo el problema proviene de las propias empresas. También el entorno que brinda Estado es un condicionante. Gran parte de las PYMES carecen de las capacidades necesarias para la internacionalización, por lo que una adecuada política pública de apoyo y promoción  debe sustituir la falta de capacidades iniciales de las empresas. De este modo, cuando la estrategia y estructura de las empresas es deficitaria para encarar estos retos, se torna fundamental que el estado apoye la creación de las capacidades y brinde los recursos que no podrían generarse en otro ámbito.

 

Crear las capacidades implicará, desde formar conciencia exportadora en las empresas, hasta aportar los cuerpos técnicos necesarios para detectar las oportunidades que el mundo brinda y dar las herramientas (conocimientos y recursos) para aprovecharlas. Además de lo anterior, las políticas públicas de fomento de la internacionalización  deben orientarse a la eliminación de los obstáculos existentes para exportar (arancelarios como derechos o no arancelarios como cupos, cuotas, licencias, autorizaciones, etc) y al establecimiento de beneficios e incentivos de diversa índole como reintegros, reembolsos, draw back, financiaciones especiales, subsidios, y toda medida o acción que estimule la expansión internacional.

 

De lo anterior se desprende que existe una gran variedad de tareas y funciones que puede realizar el Estado si tiene una firme intención de fomentar la internacionalización.  Sin embargo, también será necesaria una fuerte complementación con la gestión empresaria estructurada en torno  a una firme convicción sobre la expansión, donde  se valore a la unidad empresarial tanto como  a la función del Estado.

 

Socio Gerente de Transmodal Worldwide Logistics

[1] Artículo publicado en Diario La Capital el 17/11/09

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas destacadas